Se han retenido más de 800 brevetes por incumplimiento de protocolos de bioseguridad

Category : Noticia

✔ El objetivo de las fiscalizaciones es resguardar la integridad y seguridad de los usuarios. ✔ Se han realizado más de 2500 intervenciones en lo que va del año.

Lima, 21 de agosto de 2020. Con el objetivo de verificar que el servicio de transporte urbano se brinde en adecuadas condiciones para la seguridad e integridad de los 11 millones de limeños y chalacos, la Autoridad de Transporte Urbano (ATU) ha ejecutado -en lo que va del año- más de 2500 intervenciones en 37 distritos.

Debido a la declaratoria de emergencia por la Covid – 19, la ATU implementó una estrategia de fiscalización basada en la identificación de lugares con mayor riesgo de contagio. Es así que, con 275 fiscalizadores de la ATU y de las 31 municipalidades con las que se ha suscrito convenios de cooperación, se intervienen diariamente 32 puntos de la ciudad como los paraderos con mayor probabilidad de incumplimientos, paraderos cercanos a mercados y supermercados y paraderos cercanos a hospitales.

Un ejemplo del resultado de las acciones de fiscalización implementadas es el cambio de conducta evidenciado en el paradero Puente Nuevo, en el cual los picos de aglomeración de las personas desde el inicio de la pandemia han disminuido en 93%.

El principal objetivo es verificar que las unidades que prestan el servicio cumplan con todos los protocolos sanitarios estipulados por el Ejecutivo a fin de contrarrestar el aumento de contagios.

Procesos administrativos sancionadores:

En lo que respecta al uso de protector facial y aforo máximo de las unidades, desde el 27 de julio de 2020 (fecha en la que se dieron estas disposiciones), la ATU ha realizado 249 acciones de fiscalización en 62 puntos de 25 distritos de Lima y Callao. Como consecuencia de estas acciones, se han iniciado 1164 procedimientos administrativos por incumplimiento de dichos protocolos sanitarios y se han retenido más de 800 licencias de conducir.

Trabajo preventivo:

Esta estrategia utiliza la información recogida en las labores de fiscalización en los paraderos, para identificar cuáles son las empresas con mayor incumplimiento y así realizar operativos en los patios desde donde saldrán los vehículos para capacitar a los conductores y explicar en detalle la importancia del cumplimiento de los protocolos de bioseguridad.

Estos acciones ya se han realizado en 40 empresas y se fiscalizó a más 1000 vehículos, obteniendo como resultado que más del 40% de estas cambien su conducta.

PRENSA ATU


Leave a Reply